Educación Ambiental

Director: Oscar Ariza

El Colegio Reuven Feuerstein, consciente del incesante detrimento del patrimonio ecológico de nuestro planeta Tierra por cuenta del progreso desmedido, del uso inadecuado de los recursos y la permanente contaminación emitida hacia nuestra atmósfera y nuestras fuentes hídricas, ha proyectado desde sus inicios una política de formación en la preservación de la naturaleza, política esta incluida en el mismo himno institucional cuando expresa: “la naturaleza será consentida para la nueva generación”. Este compromiso no se ha quedado en el papel y durante el último decenio ha propendido por generar en el interior de la institución una cultura de la conservación, reflejada en: •El continuo cuidado de los espacios verdes, •La vinculación a proyectos de impacto directo sobre el medio ambiente como lo son: La adopción de un “parche” en la orilla de la Quebrada La Salitrosa, La implementación de jornadas de recolección de basuras a lo largo de la misma Quebrada y, La participación en jornadas de sensibilización hacia la comunidad que habita alrededor del corredor biológico conformado por el Cerro la Conejera, la Quebrada La Salitrosa y el Humedal de la Conejera. •El diseño de proyectos de aula dirigidos por la Escuela para el Desarrollo del Pensamiento Científico y apoyados por la Sección de Educación Media Académica, especialmente por los docentes y estudiantes de los Énfasis en Ciencias Básicas de la Vida y en Ciencias Básicas Socio-Humanísticas •Durante el año 2011, se inició también una opción para los estudiante del grado 10º de prestar su Servicio Social Obligatorio, a través de jornadas de trabajo en la Quebrada La Salitrosa, consistentes en actividades de cuidado y mantenimiento de la capa vegetal que rodea esta quebrada. •Visitas guiadas a los lugares donde nacen algunos importante ríos y quebradas: PARQUE NACIONAL NATURAL DE CHINGAZA (fuente hídrica de Bogotá y fuente de ríos que proveen de este importante recursos a algunos municipios tanto del departamento de Cundinamarca como del Meta) y al PÁRAMO DE GUACHENEQUE (ubicado en el municipio de Villa Pinzón en Boyacá, y el cual se convierte en el nacimiento del Río Bogotá). Para el año 2012 y, en consonancia con las propuestas realizadas por la UNESCO, y en procura de continuar la labor de sensibilización y culturización ecológica, el grupo de trabajo PRAE de nuestra institución implementará un proyecto de tratamiento de las basuras y manejo de residuos que cada uno de los miembros de la institución apropie el impacto que genera desde su cotidiano actuar sobre el medio ambiente, además, continuará con los programas hasta el momento desarrollados con la Fundación Humedal La Conejera, la UPZ 27, el Servicio Social y el Énfasis en Ciencias Básicas de la Vida. La UNESCO propone una “Educación para el Desarrollo Sostenible” que trate asuntos de: Biodiversidad, Cambio Climático, Reducción de Riesgo de Desastres, Estilos de Vida Sostenibles, Agua y Urbanización Sostenible; expresando: “La Educación para el Desarrollo Sostenible ofrece la oportunidad a los educandos, especialmente aquellos se encuentran excluidos o marginados, de recibir una educación sobre el agua, incluyendo ciencias, extracción de agua, saneamiento e higiene, así como les ofrece la posibilidad de desarrollar conocimientos, destrezas, valores y comportamientos que fomenten la sostenibilidad en el manejo del agua. Esto implica lo siguiente: •El aprendizaje fomenta cambios de comportamiento y proporciona las competencias necesarias para participar en la gestión hídrica; •Las escuelas y otros entornos educativos promueven la sostenibilidad en la gestión hídrica, lo que incluye el acceso al agua potable y a instalaciones de saneamiento; •Las estructuras y políticas educativas, al igual que la administración, orientan, coordinan, monitorean y evalúan para asegurar una respuesta educativa que sea efectiva, sostenible e institucional a los asuntos de la gestión hídrica.” El Colegio Reuven Feuerstein convoca a cada uno de los miembros de la Comunidad Feuersteniana a ser partícipes de estos proyectos y a hacer su aporte al desarrollo sostenible desde sus hogares y desde la formación en el respeto por la vida, el medio ambiente y el derecho de todos a convivir en armonía con la naturaleza.